Basado en hechos imaginarios: Reseña (XI): Pirineos, tristes montes

30 dic. 2015

Reseña (XI): Pirineos, tristes montes

Las pequeñas historias contienen las mayores tragedias

Pequeños relatos y voces apenas escuchadas narran las historias de las tragedias cotidianas. Tan terribles como habituales. Sabemos que están ahí pero cerramos los ojos por considerarlos cosa de ese mundo extraño y ajeno que es el monte rural. Donde las tradiciones tienen mucho peso y los tópicos no son causa de risa sino de tristeza.

Un mundo triste y oculto

Una antología de relatos. Las historias de las gentes de las montañas que se dedican a su oficio con resignación, donde las apariencias lo son todo y la vida debe pasar sin sobresaltos, sin llamar la atención. Cuentos contemporáneos; algunos tan breves que apenas se leen en un minuto pero todos perduran en la memoria del lector. No hay nada como la historia cotidiana narrada con lenguaje simple y emotivo para que el lector se sienta satisfecho de haber elegido esta lectura.

Cada historia, una vida amarga. Vida que cabe en cuatro hojas de papel, después cosidas y amontonadas con otras vidas. Otras hojas. Formando un mundo de desconocidos entre sí con sufrimientos similares. Familia. Oficio. Infancia. Pobreza. Abnegación. Eso es esta novela.

Pirineos, tristes montes es un título ideal para un lector no habitual. Apenas seis o siete páginas te sumergen de inmediato en una historia trágica y fugaz que te hace levantar la vista de la página y decir "¿esto ocurrió de verdad?" sabiendo que así fue. Trágicamente, así fue.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...