Basado en hechos imaginarios: Escritura (VIII): El alineamiento de tus personajes

14 mar. 2016

Escritura (VIII): El alineamiento de tus personajes

El alineamiento es un concepto característico de algunos juegos de rol que establece una serie de pautas morales y éticas por las que se rigen algunos personajes. Sirve para enriquecer la partida con individuos que toman distintas decisiones en cada momento y proponen diversos planes de actuación ante las situaciones que aparecen durante la aventura.

Estas pautas de conducta se rigen por el cruce producido entre un valor ético (el Bien contra el mal) y otro moral (el Orden frente al Caos). Estos valores pueden ser absolutos o estar mezclados, lo que puede originar una gran variedad de personajes que pueden resumirse en nueve categorías:
  • Legal Bueno: el cruzado
  • Neutral Bueno: el benefactor
  • Caótico Bueno: el rebelde
  • Legal Neutral: el juez
  • Neutral Neutral (también conocido como Neutral Puro): el defensor del equilibrio
  • Caótico Neutral: el espíritu libre
  • Legal Malvado: el abogado
  • Neutral malvado: el criminal
  • Caótico malvado: el destructor

Estos nueve alineamientos son los que se utilizan para determinar cuáles son los objetivos de un personaje y qué está dispuesto a hacer para conseguirlo. En otras palabras: el fin al que aspiran y los medios que utilizarán para conseguirlo. Debido a la fama que han alcanzado algunos personajes de Juego de Tronos (adaptación de la saga de Canción de Huelo y Fuego), me parece apropiado utilizar a estas nueve figuras representativas para explicar los alineamientos.

La tabla de alineamiento expresada con nueve personajes

Estos personajes responden a una serie de arquetipos que a continuación explico con más detalle:

Legal Bueno: el cruzado

Este personaje cree su deber servirse de las leyes para proteger a quienes se rigen por ellas. Tiene en gran estima valores como el honor, la honestidad y la piedad (tanto en su variante religiosa como misericordiosa) que considera una parte fundamental de sí mismo. Obedecerá el sistema de leyes, escritas o no, y hará todo lo posible por mejorar aquellos puntos que considera perjudiciales para la sociedad. Consideran que llevan la carga de una gran responsabilidad que es más importante que sus vidas y estarán predispuestos al sacrificio (incluso al sacrificio último) si creen que es necesario.

Neutral Bueno: el benefactor

Este personaje está predispuesto a ofrecer consejo y ayuda a los demás. Buscará beneficiar a quienes se lo soliciten y estará dispuesto, en algunos casos, a quebrantar alguna ley si consideran que el resultado merece la pena. Ven la civilización como un sistema imperfecto que sirve para proteger a quienes habitan en su interior, por eso hay gente como él que está abierto a buscar algunas alternativas que consigan lo que el orden establecido no puede lograr.

Caótico Bueno: el rebelde

Este personaje cree que el orden establecido oprime a quienes están bajo su yugo. Tiene un elevado de concepto de su propia conciencia y código de conducta que le lleva a comportarse con benevolencia y deseo de ayudar a los demás sin que le importe un comino las leyes que deba quebrantar para ello. Sus acciones suelen estar encaminadas a luchar contra gobiernos y organizaciones de gran poder a los que responsabiliza de las penurias de los inocentes.

Legal Neutral: el juez

Este personaje no considera el bien y el mal como conceptos a tener en cuenta, no cree verdaderamente en la existencia de uno u otro. Su conducta se rige por las leyes y la tradición. El gobierno garantiza la estabilidad que considera necesaria para que la vida siga su curso. No les importan las motivaciones o circunstancias que llevaron a otros personajes a cometer tal o cuál acto, solo les importa el qué, y si eso contradice o no las leyes establecidas.

Neutral Neutral (también conocido como Neutral Puro): el defensor del equilibrio

Este personaje quiere huir de juicios de valor y de conducta, y tiende a considerar el Bien, el Mal, la Ley y el Desorden como peligrosos extremos que es mejor evitar. El punto medio es el mejor lugar que existe. En una circunstancia de conflicto tenderá a mantenerse al margen, con ligera tendencia a inclinarse, si las circunstancias lo exigen, hacia la posición que mejor proteja su integridad, para retornar después al punto de origen. Un personaje Neutral Puro puede ser alguien de quien se deba desconfiar, pues en su intención de mantenerse en equilibrio puede no tener ningún impedimento en quebrantar leyes o apelar a su honor para negar la ayuda o impedir que otros la proporcionen.

Una alternativa a este personaje podría ser el indeciso. Un personaje que no tiene muy definida su propia personalidad y se deja arrastrar por las circunstancias.

Caótico Neutral: el espíritu libre

A este personaje le importa poco la sociedad y las normas de conducta. Es tremendamente egoísta e individualista y el Bien y el Mal son conceptos flexibles sobre los que reflexiona tras haber satisfecho sus impulsos. Ve la ley como una jaula de la que hay que huir y considera las cruzadas personales como un sacrificio sin valor. No actuará de forma explícita contra ningún bando porque carece la motivación para hacerlo. Podría aliarse con algún personaje si le viene bien en ese momento, aunque con reservas. No obstante, se puede dar por seguro que actuará para salvar su propio pellejo; lo difícil es calcular cómo y en que momento lo hará.

Legal Malvado: el abogado

Este personaje se sirve del orden establecido para perseguir sus propios intereses. Su lealtad al orden es consecuencia de que conoce perfectamente los entresijos del poder y las leyes y sabe cómo utilizarlos en su propio beneficio. También estará dispuesto a cambiar las leyes si está en su mano. Tienen más respeto por las tradiciones que por la justicia. Es, sin duda, uno de los personajes más peligrosos porque suele enmascarar sus intenciones con gran habilidad y traicionar a un antiguo aliado en el peor momento. Son seres conscientes de su propia maldad pero se consideran un nivel por encima, como mentes maestras que son se consideran seres perfeccionistas que usarán cualquier método (incluso las fuerzas de Bien) para lograr sus objetivos.

Neutral Malvado: el criminal

Este personaje es el malo más natural. El que se las arregla para seguir vivo de un modo u otro a costa del sacrificio ajeno. Se beneficia de las penurias de los demás y no se deja limitar por ningún código ético o norma que no sea "yo primero". Romperá deliberadamente las reglas del juego cuando considere que no le benefician y siempre estará a la hora de la recompensa, nunca a la del castigo. Los demás individuos no son más que herramientas listas para ser utilizadas y desechadas. Sin vacilación.

Caótico Malvado: el destructor

Este personaje solo está motivado por la destrucción. Son individuos desbocados que desean satisfacer sus impulsos más oscuros, como el odio, la destrucción y el ansia de poder. No tiene capacidad para organizar ningún plan de actuación y se limita a improvisar actos destructivos uno tras otro hasta que alguien le detenga. La fuerza y la intimidación son sus cartas de presentación y también el finiquito de sus colaboradores.

Lo que arriba aparece son arquetipos iniciales, un puerto seguro desde el que iniciar el viaje de tu personaje. A partir de ahí puedes ir añadiendo las particularidades de tus personajes y sus rasgos distintivos, todo aquello que les lleve a ir evolucionando.

Y...como no he podido resistirme, os pongo otra tabla de alineamiento que he encontrado con personajes de Firefly.


Big damm heroes, sir




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...