Basado en hechos imaginarios: Reseña (XXXI): Araneida

29 jul. 2016

Reseña (XXXI): Araneida

Sumérgete en la tristeza


Araneida es una novela de fantasía oscura, una visión trágica y angustiosa de los mundos de los cuentos de hadas. Es una lectura sorprendente que te hace preguntarte qué está pasando exactamente y te invade (sí, te invade) con el deseo de seguir leyendo. Un cuento oscuro de brujas y peligrosos deseos, de la infeliz búsqueda de la felicidad y la constante inseguridad de sentirse frágil y desprotegido contra fuerzas que no podemos controlar.


Paga el precio de lo que deseas

Las páginas, de una en una


No estoy seguro de cómo reaccionar ante este libro. Me ha gustado, sin duda; pero no puedo terminar de entender por qué. Es un libro denso, aunque no en el sentido de hacerse aburrido, sino fatigoso. La lectura del libro parece una densa capa de niebla que hay que ir atravesando. Luchas contra los elementos. Sientes la necesidad de avanzar, quieres avanzar porque deseas saber más pero esa niebla hecha de palabras lucha contra tus esfuerzos. Es una agradable pesadez: sentir que cuesta avanzar a través de las páginas. Jamás me había pasado con ninguna novela. Se lee despacio, pero tu esfuerzo se verá recompensado. 

Los mundos al otro lado del Borde


Araneida es un lugar mágico, donde los deseos son concedidos a cambio de aceptar el precio y las consecuencias; pero no es el único lugar ajeno a nuestro mundo. El Borde es uno de los elementos principales de la novela, un lugar de frontera entre nuestro mundo y otros donde lo irreal es lo cotidiano. La novela da a entender la posibilidad de infinidad de mundos, pero el Borde te llevará solo al lugar que necesites ir. La autora no necesita explicar la magia, no es necesario; la incapacidad de los personajes por comprender las fuerzas de la magia nos hace sentir que son humanos y vulnerables, esclavos de su miedo y sus deseos. Araneida es un siniestro lugar de torres extrañas donde encontrarás (siempre) lo que quieras; tan solo has de llegar hasta allí. ¿Pagarás el billete?

Pero los mundos al otro lado del Borde no son los únicos envuelto en el aura de la magia. Los escenarios del mundo real están envueltos en un aura onírica: Justo el escenario en el que pensaríamos para las historias de terror y misterio. La lluvia que cae con delicadeza, el viento que susurra nombres, la niebla que perturba la realidad, la luna que es conde entre las nubes... La ambientación de la novela es asombrosa.

Entrega a Calema el regalo adecuado


La bruja Calema, la Señora, es la antagonista de la novela: satisface deseos a cambio de regalos. Pero cuidado con lo que le ofreces. Si el regalo no le complace lo pagarás con tu vida. Debes ofrecerle tu posesión más valiosa, incluido tu hijo. Paga el precio de sus favores, y sufre las consecuencias de conseguir lo que quieres. Esa es la mecánica de los tratos con la Señora. Ya lo sabes. Entonces, ¿por qué acudes a ella?

Los personajes, superados por los hechos


Araneida está dividida en tres partes, cada una de ellas desde el punto de vista de uno o varios personajes. En cada uno de los bloques encontramos una historia diferente (aunque conectada con las demás) que gira en torno al anhelo de satisfacer los deseos, cualquiera que sea el precio. La Señora estará ahí para darte lo que quieres.

El primer personajes es Ulsur/Adam. Él no quiso conocer a Calema, su madre le entregó como ofrenda a cambio de su viaje a Araneida. Ahora el niño se ha fugado, pero la bruja no cesará en su deseo de encontrar al pequeño. La angustiosa huida de Ulsur, su constante miedo a volver con Calema, es el hilo de esta primera parte. Al que se une la tentación (siempre la tentación) de saber por qué su madre le entregó.

Farel y Ereine viven en un mundo medieval. El primero es hijo del rey, débil a ojos de su padre. Su madre es todo su mundo; pero el rey desea una nueva reina, más joven, Ereine, que solo desea ser amada por todos. Farel le ama. Lo sabe, pero se resiste. ¿Por qué? ¿Quién podría ofrecer a Ereine el amor de Farel? ¿Quién? ¿Y Farel? ¿Qué desea el joven príncipe?

Cierra el libro Blanca, una periodista en busca de inspiración para su novela. Y llega al Borde, donde lo real y lo fantástico se tocan. Con ella terminamos de unir las piezas, conocemos la felicidad de encontrar el amor y vemos emerger el miedo a perderlo y la tentación (siempre la tentación) de saber más de su amado, de comprender porque Ulsur/Adam vive con miedo. De saber qué es ese lugar de torres extrañas...

Calema les reclama.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...