Basado en hechos imaginarios: julio 2016

29 jul. 2016

Agosto de 2016: Brandon Sanderson

Altas expectativas

Brandon Sanderson es un tipo bastante conocido. Eso creo. Desde que me he embarcado de lleno en el mundo de la literatura no paro de ver cómo se habla de él con una devoción suprema. Twitter y Youtube (me refiero al Geek Furioso, del que otro día tendré que hablar) no cesan de hablar maravillas de Sanderson y he decidido saber, de una vez por todas, hasta qué punto esa admiración es justificada.

Ya me quedó claro con El Rithmatista que Sanderson era muy original en sus sistemas de magia y la famosa Elantris prueba que desde su primer libro (se nota que es un primer libro) tiene un gran talento. Pero voy a empezar a leer la saga Nacidos de la Bruma, la obra más conocida de este autor.

La primera entrega de la saga



Voy a comenzar a leer El Imperio final que tantas recomendaciones está recibiendo en Goodreads (con elevadas tasas de lecturas y reseñas). Una vez termine, seguiré con El pozo de la Ascensión y El héroe de las Eras. Una trilogía para leer en un mes.

Por si me gusta demasiado como escribe y no puedo parar, cuento con otras novelas en la recámara: Aleación de Ley (otra entrega de Nacidos de la Bruma, pero creo que no relacionada con las anteriores), El aliento de los Dioses y los dos primeros volúmenes de El Archivo de las Tormentas: El Camino de los Reyes y Palabras Radiantes.

Como veis, tengo una gran colección de Brandon Sanderson, por lo que sí, iba a leer sus novelas. Sin embargo, no había logrado encontrar una excusa para hacerlo, y este agosto finalmente la tengo así que...¡a leer a Brandon Sanderson!

Reseña (XXXI): Araneida

Sumérgete en la tristeza


Araneida es una novela de fantasía oscura, una visión trágica y angustiosa de los mundos de los cuentos de hadas. Es una lectura sorprendente que te hace preguntarte qué está pasando exactamente y te invade (sí, te invade) con el deseo de seguir leyendo. Un cuento oscuro de brujas y peligrosos deseos, de la infeliz búsqueda de la felicidad y la constante inseguridad de sentirse frágil y desprotegido contra fuerzas que no podemos controlar.


Paga el precio de lo que deseas

Las páginas, de una en una


No estoy seguro de cómo reaccionar ante este libro. Me ha gustado, sin duda; pero no puedo terminar de entender por qué. Es un libro denso, aunque no en el sentido de hacerse aburrido, sino fatigoso. La lectura del libro parece una densa capa de niebla que hay que ir atravesando. Luchas contra los elementos. Sientes la necesidad de avanzar, quieres avanzar porque deseas saber más pero esa niebla hecha de palabras lucha contra tus esfuerzos. Es una agradable pesadez: sentir que cuesta avanzar a través de las páginas. Jamás me había pasado con ninguna novela. Se lee despacio, pero tu esfuerzo se verá recompensado. 

Los mundos al otro lado del Borde


Araneida es un lugar mágico, donde los deseos son concedidos a cambio de aceptar el precio y las consecuencias; pero no es el único lugar ajeno a nuestro mundo. El Borde es uno de los elementos principales de la novela, un lugar de frontera entre nuestro mundo y otros donde lo irreal es lo cotidiano. La novela da a entender la posibilidad de infinidad de mundos, pero el Borde te llevará solo al lugar que necesites ir. La autora no necesita explicar la magia, no es necesario; la incapacidad de los personajes por comprender las fuerzas de la magia nos hace sentir que son humanos y vulnerables, esclavos de su miedo y sus deseos. Araneida es un siniestro lugar de torres extrañas donde encontrarás (siempre) lo que quieras; tan solo has de llegar hasta allí. ¿Pagarás el billete?

Pero los mundos al otro lado del Borde no son los únicos envuelto en el aura de la magia. Los escenarios del mundo real están envueltos en un aura onírica: Justo el escenario en el que pensaríamos para las historias de terror y misterio. La lluvia que cae con delicadeza, el viento que susurra nombres, la niebla que perturba la realidad, la luna que es conde entre las nubes... La ambientación de la novela es asombrosa.

Entrega a Calema el regalo adecuado


La bruja Calema, la Señora, es la antagonista de la novela: satisface deseos a cambio de regalos. Pero cuidado con lo que le ofreces. Si el regalo no le complace lo pagarás con tu vida. Debes ofrecerle tu posesión más valiosa, incluido tu hijo. Paga el precio de sus favores, y sufre las consecuencias de conseguir lo que quieres. Esa es la mecánica de los tratos con la Señora. Ya lo sabes. Entonces, ¿por qué acudes a ella?

Los personajes, superados por los hechos


Araneida está dividida en tres partes, cada una de ellas desde el punto de vista de uno o varios personajes. En cada uno de los bloques encontramos una historia diferente (aunque conectada con las demás) que gira en torno al anhelo de satisfacer los deseos, cualquiera que sea el precio. La Señora estará ahí para darte lo que quieres.

El primer personajes es Ulsur/Adam. Él no quiso conocer a Calema, su madre le entregó como ofrenda a cambio de su viaje a Araneida. Ahora el niño se ha fugado, pero la bruja no cesará en su deseo de encontrar al pequeño. La angustiosa huida de Ulsur, su constante miedo a volver con Calema, es el hilo de esta primera parte. Al que se une la tentación (siempre la tentación) de saber por qué su madre le entregó.

Farel y Ereine viven en un mundo medieval. El primero es hijo del rey, débil a ojos de su padre. Su madre es todo su mundo; pero el rey desea una nueva reina, más joven, Ereine, que solo desea ser amada por todos. Farel le ama. Lo sabe, pero se resiste. ¿Por qué? ¿Quién podría ofrecer a Ereine el amor de Farel? ¿Quién? ¿Y Farel? ¿Qué desea el joven príncipe?

Cierra el libro Blanca, una periodista en busca de inspiración para su novela. Y llega al Borde, donde lo real y lo fantástico se tocan. Con ella terminamos de unir las piezas, conocemos la felicidad de encontrar el amor y vemos emerger el miedo a perderlo y la tentación (siempre la tentación) de saber más de su amado, de comprender porque Ulsur/Adam vive con miedo. De saber qué es ese lugar de torres extrañas...

Calema les reclama.

17 jul. 2016

Reseña (XXX): Cazador y presa

Cinco pelado

Se nota que es una primera novela, con fallos visibles y algunas inconexiones. Pero no es menos cierto que evidencia un gran potencial para esta escritora, que está tanteando el terreno en busca de su voz narrativa. Y está muy cerca de encontrarla. Es por ello que anticipo que la continuación de la saga será mucho mejor.

Sí, lleva una pistola

Personajes trabajados, pero escasos


Ha sabido tratar con cariño a sus personajes. Están muy bien cuidados y trabajados. Se nota que se identifica bien con ellos y conoce sus anhelos y motivaciones, pero le falta expandir los horizontes hacia los secundarios (escasos y poco participativos).

Se aprecia una evidente y creciente evolución del protagonista masculino que poco a poco se va adaptando a unas circunstancias que al principio le quedaban demasiado grandes. El libro es una forja en la que ha sabido endurecerse y adquirir la experiencia necesaria. Pero ahí regresa el asunto de que todo gira en torno a los personajes. El mundo parece inmóvil a menos que ellos hagan algo.

Abundan los guiños y abundan las palabras


No estoy seguro de que eso sea malo. Pero he visto muchas referencias, por no decir adaptaciones, de historias de la Biblia y de alguna otra novela reconocida. Hay una sensación de monstruo de Frankestein en la trama. De ir entremezclando todo lo que le gustaba a la autora. Y aquí llega el problema de esta novela.

Demasiado largo para su propio bien. Se describen en exceso algunas acciones o situaciones que realmente no son parte de la trama, sino que más bien describen un mundo que ya tenemos claro como es. Sobran las palabras. Literalmente. Su lectura se va haciendo lenta y pesada.

Sorprende la ambientación


Un mundo donde se mezcla la magia y la tecnología de la industrialización. Ciertamente, llama mucho la atención. Especialmente por esa ciudad a caballo entre el futuro y el pasado que le da un toque steampunk sin que sea algo específico de la novela. Sin embargo, se aprecia una intención de la autora de no oscurecer su mundo: la tecnología es maravillosa. En la vida real, una mezcla de sociedades en distintos estadios tecnológicos no conduciría a esta paz armoniosa sin que los más evolucionados hayan tomado la (obvia) decisión de dominar a los demás. Pero, como he dicho, es por la intención de la autora de no hacer de su novela un mundo oscuro.

Buena mitología


Esa "historia de fondo" es lo mejor de la novela. Lo mejor. Es lo que más queremos saber. Historias dentro de la historia. Leyendas y mitos que han conformado la sabiduría popular y enriquecen un mundo que "no está ahí"; sino que tiene una historia pasada. En resumen, una buena construcción de mundo.

11 jul. 2016

Reseña (XXIX): La cosmonave perdida

Breve y entretenido, no hace falta más


Sin grandes aspiraciones filosóficas sobre la trascendencia de encontrarse con una inteligencia desconocida, La cosmonave perdida nos sumerge en una historia de acción con toques de misterio en formato de novela corta. Leer rápido, disfrutar rápido.

Exploremos un poquito este universo.

Todo gira en torno a una nave...


El núcleo de la trama es el descubrimiento de una cosmonave perdida mucho tiempo atrás y que Chaka Gutionov, adorable y codicioso contrabandista piensa reclamar como premio. Mientras soluciona el papeleo legislativo, con ayuda de un memorable policía/abogado de aspecto aracnoide, dos personas más se ven implicadas: una exploradora que afirma que la nave es propiedad de su gobierno y un político que ya había estado antes en esa nave. Una nave que vio destruirse.

El misterio que rodea al pasado y el presente de esa nave es la trama de esta pequeña novela que, aunque predecible en muchos puntos resulta tremendamente amena. En cierto modo, y con satisfacción por ello, recuerda a la primera parte de Los viajes de Tuf.

Ritmo y personajes


El buen ritmo de la novela no se debe a la narrativa del autor, sino a los diálogos de los personajes, que nos van llevando con agilidad a través de las páginas de la novela. Las opiniones enfrentadas, motivadas por los propios intereses de cada uno, le dan un óptimo ritmo que hace que el lector desee llegar a la conclusión.

Los personajes son brevemente introducidos, pero es través de sus propias palabras cómo llegamos a conocerlos.lo cual es de agradecer: que nos muestren en lugar de contar. Muy bien trabajado el insufrible Tenok Pol, un personaje que destripa con tanta elegancia el castellano que es imposible enfadarse con él.

Preludio al universo


Si bien esta novela es autoconclusiva y puede leerse de forma independiente, está claro que es el prólogo de una obra más grande y ambiciosa. Lo cual, en este caso, está bien; porque el estilo literario del autor incita a leer más de él, y esta pequeña novela cumplirá su función a la perfección: atraer lectores.

4 jul. 2016

Reseña (XXVIII): La chica mecánica

El capitalismo morirá de hambre


"¿Y si os ofreciera la nueva variedad de arroz U-tex de mi empresa? Y no solo el arroz, sino la semilla antes de ser esterilizada".

Esta cita de la novela refleja a la perfección las motivaciones por las que se mueven la mayoría de las piezas de este tablero capitalista: la supervivencia, encarnada en la necesidad de comida libre de enfermedades; y los negocios, el deseo de hacerse rico satisfaciendo esa necesidad. Un empresario conspira con un político a cambio de entregarle semillas no esterilizadas para que su nación pueda cultivar arroz en repetidas ocasiones, y no verse obligado a comprar comida a precios desorbitados. El alimento tiene derechos de propiedad intelectual. Debes pagarlos.

En el futuro, la tecnología es escasa.


Uno de los problemas que empiezan a evidenciarse en nuestros días es el fenómeno de la superpoblación. Esa es conocida. Y se menciona que empieza a faltar alimento, claro. Pero se habla poco de las empresas que compran alimento en época de recolección, lo almacenan y, cuando llega el hambre y los precios se disparan, venden su producto. Paolo Bacigalupi ha llevado esa infame práctica empresarial al extremo. En la Tailandia del futuro cercano.

No nos presenta un futuro post-apocalíptico, sino el apocalipsis en sí, un lento camino hacia el inevitable final. Plagas de origen artificial, capaces de mutar por sí mismas de forma incontrolada, destruyen los alimentos del mundo y las empresas que logran diseñar semillas resistentes a ellas son las dueñas de naciones enteras.

Plagas, hambrunas y asesinatos en masa


Las plagas acechan, invisibles y letales, pero tu verdadero enemigo se parece a ti. El mundo se muere de hambre y está lleno de bocas que alimentar. Tenemos la excusa para matar, ahora elijamos quiénes deben morir. El río del racismo encuentra un cauce que seguir, arrasando millones de vidas a bombas y machetazos.  Los muertos se acumulan en las fosas comunes, o sus cadáveres sirven para generar metano y materia orgánica. Los muertos también juegan su papel en el sustento de los vivos.

El racismo juega un papel muy importante en la sociedad creada por Bacigalupi, es más fácil alimentar a los tuyos si estableces que existan los "tuyos". Los inmigrantes, los tarjetas amarillas, son la escoria que puede ser explotada a cambio de un billete azul, porque carecen de derechos. Y hacen bien en temer que llegue la hora de los machetes. Ellos no los empuñarán.

Piratas genéticos, políticos y fabricantes de calorías


En este mundo de hambrunas y semillas diseñadas artificialmente para sobrevivir a virus diseñados artificialmente (al menos, por un tiempo) el espionaje industrial se ha convertido en una prioridad para las grandes empresas. Es necesario encontrar semillas de plantas aún no extintas, y hay que hacerlo antes de que otra empresa lo haga y patente su producción.

Muy interesante el planteamiento de encumbrar en el poder a dos ministerios muy concretos: el  de Medio Ambiente, que protege de las plagas y las hambrunas; y el de Comercio, que trata de hacer negocio con los vastos recursos alimentarios de Tailandia.

Oportunistas y supervivientes


Puedes entender las motivaciones de los personajes, pero no podrás discernir si hay héroes o villanos. Son personas. Son reales. Todos se ven motivados por su propia necesidad: necesito comer, mi empresa me presiona, me quieren matar, ya han intentado matarme otras veces... El mundo de Bacigalupi es muy duro y la supervivencia no tolera a los bondadosos. Coge las escasas oportunidades que la vida de ofrece. Mata, si es preciso. La lealtad es una farsa que debes interpretar hasta el último momento.

Desde el principio del libro van quedando definidas las motivaciones de la mayoría de los personajes, y es fácil darse cuenta que muchas de ellas no pueden coexistir, por lo que se nos infunde la idea de la incertidumbre. ¿Quién logrará sus objetivos y, en última instancia, sobrevivir?

Nuestro potencial futuro

Es labor de las distopías advertirnos de los graves problemas de nuestro mundo prsente, para que no se conviertan en nuestro futuro. Bacigalupi nos advierte de los peligros de un capitalismo descontrolado que es capaz de privar de alimentos a miles de millones de personas solo para poder conseguir unos miles más de billetes azules.

Su mundo del mañana está forjado por las ideas de hoy, en las que el beneficio está muy por encima del bienestar de la gente. O de su propia vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...